Mi debut fotográfico.


No se si lo sabéis, pero si algo me gusta como hobby es LA FOTOGRAFÍA.  Disparar es "sencillo" lo difícil es que alguien se preste a que les fotografíes.  Almenos a mi no me gusta nada ponerme para las fotos.  Pero Bea y Silvia, me dejaron entrar en sus momentos más intensos de sus vidas y hacer centenares de instantáneas para captar esos momentos.  Tengo que reconocer que éste trabajo es todo un reto personal, porque a mi me gusta disparar sin pose, sin mirar a cámara, me gusta captar otro tipo de foto, pero acepté el reto, aunque el mérito es de mis modelos me lo pusieron super super fácil.
Empezamos con la historia de éste álbum?


Cuando me enteré que Bea y Silvia se casaban, me presté voluntaria para hacerles las fotos, menudo compromiso y estrés pasé, no lo había hecho nunca y note mucha responsabilidad sobre mi cámara fotográfica, tanto que ésta el mismo día decidió no funcionar correctamente.  Pero salimos del paso airosas y a pesar de hacer mil fotos con mil familiares y amigos y poquitas fotos de la pareja, creo que quedaron muy ellas.


Y si, después también estuve, cuando decidieron ser madres... y mientras Roc y Vera esperaban en el hornito, una fotógrafa pirada sometía a su madres en pleno mes de julio a las 12 del medio día a hacer unas fotitos... no se como Bea me sigue hablando o no se como no parió ese mismo día.... "ojú que calor pasamos"... pero también estoy contenta con el resultado.
Y cuando llegaron ellos...



Cuando ellos llegaron no fue fácil y la mami no estaba para pecho, ni amigos y mucho menos para fotos... menudo susto! "Pero mi niña, ya pasó y ya ves que la espera y los dolores de todo merecen la pena que tienes dos bebitos de catalogo" o almenos yo los he metido en mi catalogo y en mi galería de fotos favoritas... porque la verdad son para comérselos!!!


Y si llegados a éste punto todavía no os los habéis comido, ya habéis hecho tarde, porque éste álbum a éstas horas ya pertenece a sus mamis y a sus intensos recuerdos de éstos últimos 4 meses de sus vidas.  De cómo todo un día cambia y nada vuelve a ser igual, ni parecido.


GRACIAS SILVIA, GRACIAS BEA

Y no podía terminar el post sin hablaros de SAAL DIGITAL, una empresa de productos fotográficos que he conocido gracias a las redes sociales.  Gracias a SAAL DIGITAL he confeccionado éste álbum.
He probado otras casas, cuyos resultados también me gustaban, no os voy a engañar, pero con SAAL DIGITAL repetiré, porque me ha gustado mucho su servicio de atención al cliente, ya que me han puesto todo tipo de ayudas al alargarme los plazos de entrega para canjear un cupón de descuento y el resultado, calidad precio es MUY PROFESIONAL.
Os animo, aunque me muera de vergüenza oírme en un vídeo, a hacer click en el siguiente enlace en el que os cuento la calidad de las tapas, de las hojas interiores, tema de facilidad de plantillas y mi máximos descubrimiento, el acabado en mate, que lo probé porque leí en una opinión que era un acabado impresionante y la verdad que muy muy bien.  ESTOY MUY CONTENTA DEL REGALO QUE HE HECHO!!! Y eso que se que Bea se moría de ganas de un pastel de pañales... bueno, quizás me venga arriba y cualquier día te lo regale.  Y si os estáis planteando ahora de cara navidades a hacer un regalo de éste estilo, yo os recomiendo SAAL DIGITAL.




PD.  Espero que ésto solo sea el principio de una afición que con el tiempo pueda convertirse en algo más.

Comentarios