Salimos con niños... al Molló Parc



Si tenéis niños, la propuesta de hoy os va a encantar. Hoy nos vamos a Molló Parc, ubicado en la comarca del Ripollès en Gerona.  Molló Parc no es un "zoo" cualquiera, primero porque en él viven solamente animales autóctonos de los Pirineos (de modo que no esperes ver un elefante o una jirafa) y porque sus instalaciones se han adecuado al paisaje, es decir, el recorrido se ha adaptado para que las condiciones climatológicas y geográficas sean las idóneas de residencia de éstos animales. 
Yo soy anti exposición de animales, peró Molló Parc, tiene un programa de sensibilización para transmitir la fragilidad de los ecosistemas naturales y como la mano del hombre afecta a éstos ecosistemas.  Muchos de los animales que nos encontraremos en Molló Parc han sido rescatados heridos, enfermos o bien huérfanos a edades tempranas.  Y una vez recuperados se les devuelve a la libertad.  Es por todo ésto lo que me decidí a ir a visitar éste parque... y dicho esto, vamos a visitarlo!!!


Lo bueno que tiene el parque es como si estuvieras de excursión por la montaña, porque los caminos son respetando la forma de la montaña. Y de repente te encuentras con un Gamos o con un Ciervo, o como comúnmente llamamos a éstos lindos animalitos "Un Bambi"!!!  Y si, le llamábamos Bambi nosotros y la mayoría de familias que estaban en la zona, todos tenemos influencia Disney.  Ninguno se dejó tocar, pero si que se dejaban acercar lo suficiente para que nos lleváramos la fotografía de rigor de recuerdo.  Si, Abril la teníamos agarrada porque nos había ahuyentado a otro ejemplar.





El animal que más nos impresionó por tamaño es el Oso Pardo, cuando dimos la primera vuelta al parque estaba un poco escondido e inactivo, pero después por la tarde le vimos caminando entre las hiervas y los matorrales, da mucha impresión porque es enorme!!!



Lo divertido del parque es encontrar los animales, porque a veces se encuentran escondidos en sus refugios, que pueden ser perfectamente dos arboles caídos, como nos hizo el lince, que para encontrarlo tenías que meterte en la mente de él y decir "Si yo fuera un lince, ¿dónde me escondería?" y sólo entonces lo encuentras.


Hay una parte de la excursión que es muy divertida, y es la zona de las adivinanzas, o yo la he bautizado de ésta manera.  Y es una zona que si no fuera por ésta actividad, como hace cuesta arriba, para los pekes se les haría más pesado y para los padres también tirar de ellos.  Pero el parque se ha inventado unas pruebas en zona de adivinanzas que lo hace más ameno.  Apto para todas las edades.  Consiste en explicar características de los animales del parque para que adivines de cual se trata... y te van dando pistas, como por ejemplo su pisada... chuli, no? De éste modo los niños salen disparados hasta la siguiente adivinanza...



El parque también tiene una zona de "Toca-toca" (soy única bautizando zonas) y algunas te hacen sufrir, como por ejemplo la de las cabritas o los conejos, en las que creo que las primeras, las cabritas, te vienen por el interés, que es el grano que les puedes dar de comer... o los conejitos, que la verdad, les prohibí a mis hijas entrar, porque les veía estresados, pero al final de la visita cedí a drjarles entrar, porque eran una monada y no había niños... y mis niñas tienen claro, que si el animal no se acerca no quiere saber nada de ti, no hay motivo para perseguirle.



Y bueno, me enamoré, no las esperaba ver, de echo, creo que nunca había visto en vivo una marmota, y me quedé con las ganas de tocarla, pero lo hicieron ellas por mi... a pesar que la monitora dijo que nos nos fiaramos mucho de ellas, a mi me parecieron tan bonitas, tiernas, astutas, simpaticas, no se, me enamoré y vacié con ellas media tarjeta de memoria!!! 


Y poco más amigos puedo contaros, creo que la experiencia hay que vivirla, es chulo hacerlo y experimentarlo con los pekes.  Intentar resolver sus dudas, acercarles a la naturaleza, para que aprendan a respetarla a empatizar con los  animales así también lo harán con las personas, no se, a nosotros la experiencia nos encantó y muy probablemente repitamos. 


Y aquí una foto de una especie en peligro de extinción, creo que eran las más peligrosas del parque... 


Cosas interesantes antes de visitar Molló Parc:
-  En el parque existen dos zonas de picnic, en la normativa del parque dice que no se pueden entrar bebidas, pero la verdad a nosotros no nos registraron las mochilas.  Puedes llevarte la comida de casa que no te dirán nada (unos amigos que venían con nosotros lo hicieron), nosotros en cambio pedimos unos bocadillos en la zona de picnic, que tienen un precio normal y la verdad, el pan recién hecho y de calidad.  
-  No hace falta reservar.
-  No es una visita para hacerla con carritos de bebes o en silla de ruedas, la verdad, quizás es el único pero que le he encontrado.
Si queréis saber más del parque, os dejo AQUÍ el enlace de su web.  Yo solamente os he hecho una pequeña pincelada de algunos de los animales que viven, pero faltan muchísimos más, como las águilas, los buitres, los búhos, lobos, zorros, etc.  recordad animales que viven en nuestras montañas, en los Pirineos.



Comentarios