Montseny, un acierto seguro





No sabes que hacer mañana? improvisa un plan y sal a la montaña, nosotros nos estamos aficionando a los Picnics al aire libre, preparar una comidita ligera (o no tanto) por la mañana, subirnos al coche, conducir un poco por carreteras desconocidas y hacer un "Aquí paramos...". De momento las paradas que hemos hecho en el Parc Natural del Montseny, nos están saliendo bien... y la propuesta que os traemos hoy es ideal para familias con niños poco dadas a la Montaña.  
Hoy nos escapamos a el Área de Picnic en Les Feixes del Vilar, zona del Montseny de la que creo que repetiremos porque esta muy muy bien!!!


Porque una área de Picnic? Normalmente son zonas adaptadas y equipadas de servicios como, contenedores para desechos, fuentes, baño y mesas... Importante si, vas con: 1, perros expertos en derramar sus botes de agua con las ansias de beber; 2, niños pequeños que lo de hacer sus cosas en el aire libre todavía no lo llevan bien; y 3 si tienes dos prótesis de cadera y lo de sentarte en el suelo se puede convertir en una odisea... Pues bien, en el caso de Les Feixes del Vilar cumple éstas características y además de estar super cuidada y limpia, tiene zona de juegos, que no parque, pero si unas amplias explanadas donde jugar con pelota, palos largos para construir una cabaña y naturaleza alejada de la carretera para poderte despistar 2 minutos. Vamos, un lugar donde los papis podemos comer más o menos tranquilos!!!

                                             

Al ser montaña es zona "Dog Friendly", evidentemente,  y como hay muy poco trasiego de gente, el mejor amigo del hombre puede ir suelto sin problema... solo hay que vigilar que  no se acerquen a otras mesas de Picnic  a pedir como mendigos... o bien se tomen un surtido de Jamón York por su cuenta... Y hasta aquí explico, perdón una vez más a la familia de la mesa de al lado cuyos niños se quedaron sin su York de merienda y tuvieron que buscar un sustitutivo... (jajajajajja) pero lo que fardarían al día siguiente en el cole!!!

Saliéndonos de la zona de picnic y enfilando un poco el camino, encontramos pequeños riachuelos, que éste año con la sequía estaban casi secos, pero suficiente para que los niños pasen un buen rato investigando, "cazando", salpicando o creando con piedras puentes inestables para cruzarlos. Entretenimiento asegurado con los pies mojados.


Y os preguntaréis y porque ir al Montseny, ahora? a pesar que el otoño todavía está muy dormido, poco a poco empieza a traernos elementos propios de la estación, como por ejemplo Las Moras silvestres, de las que nos artamos a comer y a recoger para hacer un bizcochete (ya os enseñaré más adelante) y en unas semanas será interesante volver para ver como esos mantos verdes de árboles, se van transformando en colores cálidos por la caída de hoja.



Y aunque todavía era un poco pronto, empezamos a ver las primeras castañas, o almenos su envoltura, porque castaña, castaña, ninguna!!!


Ya veis que escaparse con ellos es relativamente fácil, económico y muy divertido y tanto a niños como mayores, desconectar un día a plena naturaleza sienta de maravilla... venga no te hagas el remolón, levántate pronto éste finde, hazte una tortilla de patatas y escápate a la montaña que no está tan lejos!!

Comentarios